Comedor Social de Gracia, mucho más que menús

Casi 10 años, más de 61.300 comidas servidas y, entre plato y plato, pequeñas historias de esperanza, de camaradería, de sencilla alegría u optimismo incombustible. El Comedor Social de Gracia se ha convertido en punto de encuentro, donde alimentar cuerpo y alma, en unos de los barrios más populares de Barcelona.

Impulsado por el compromiso de la Fundación con las personas más vulnerables, el Comedor, ubicado en el centro sociosanitario Hestia Gracia, inició su actividad en marzo de 2010, en el contexto de la primera recesión económica que vivió España a consecuencia de la crisis mundial originada en Estados Unidos al 2008.

Desde entonces, responsables de Hestia Alliance y la Fundación Hestia, y el departamento de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Barcelona han trabajados juntos para dar respuesta a personas en riesgo de exclusión «no sólo por motivos económicos sino también por falta de recursos personales o una problemática de tipo social, como el aislamiento» , puntualiza Míriam Ruiz, coordinadora del Comedor Social.

El Comedor Social es punto de encuentro en el barrio de Gracia de Barcelona. FOTOS.- Alejandro González Abellán

«Son los Servicios Sociales de Gracia los que nos derivan a los usuarios. Ellos conocen perfectamente la situación y las necesidades del barrio y de sus habitantes, y se encargan de contactar con los posibles candidatos. Confiamos plenamente en la tarea de selección de los Servicios Sociales, con los que trabajamos codo con codo «, explica la coordinadora.

El Comedor está abierto entre las 13:30 y las 15 horas, y cuenta con 42 plazas repartidas en dos turnos . Se lleva un control de asistencia y los comensales- normalmente, más hombres que mujeres- avisan si no pueden acudir. «Entre los usuarios, los hay de larga duración y otros que acuden por una circunstancia personal temporal, cuando se resuelve, dejan de asistir. También algunos tutelados de nuestra Fundación venden «, detalla Ruiz.

En el día a día del Comedor, la coordinadora cuenta que «algunos de ellos, los que llevan más tiempo e interactúan más, pero también hay otro perfil de usuarios que come en diez minutos y se marcha. Unos y otros, aunque a veces se quejan de algo puntual, están contentos con el servicio y la acogida que reciben en este espacio«.

La satisfacción de los usuarios es compartida desde la Fundación Hestia. «Este es un proyecto que lleva muchos años en funcionamiento y da respuesta a un perfil de personas más amplio que el de nuestro Servicio de Tutelas. Como Hestia Alliance dispone de un espacio y recursos, y nosotros de experiencia en el trato de personas en riesgo de exclusión, el Comedor Social de Gracia tiene futuro«, concluye Ruiz.

1 Comentario
  • Comedor social: a manteles y sonrisas en Hestia Gracia – Hestia Alliance
    Posted at 11:03h, 25 noviembre Responder

    […] Cada 25 de noviembre se celebra el Día Mundial de las Personas sin Hogar y hoy, como cada día, desde hace casi 10 años, personas que tienen techo, pero no recursos económicos o personales suficientes para comer dignamente, dan vida al Comedor Social de Hestia Gracia, en Barcelona, al que la Fundación Hestia ha dedicado recientemente una entrada en su página web. […]

Publica un comentario